Kizomba, un baile que pisa fuerte

articulo baile de kizomba

Tipos de bailes de salón: Kizomba

La palabra “kizomba” que se utiliza para hacer referencia a este género de baile de salón tiene una etimología muy especial e interesante: surge del idioma angoleño, siendo su significado literal el de “fiesta”. Quienes conocen este tipo de danza “kizomba”, podrán imaginarse por qué se la denomina de esa manera.
La kizomba tiene muchos siglos de historia, con sus orígenes en el país de Angola en épocas previas a la colonización. Hoy en día se sigue practicando e incluso se ha vuelto un baile más que popular, habiendo destronado en la actualidad a uno de los reyes de las discotecas, la bachata.
Gracias a que este baile se ha trasladado de país en país y ha logrado evolucionar de manera considerable, este estilo ha terminado por fusionarse con otro tipo de danzas como la lambida brasilera, el tango e incluso la mismísima bachata .

Los pasos básicos de la kizomba

Lo primero que se debe conocer si se busca aprender a bailar kizomba es, como se imaginarán, su compás musical. Este tipo de danza está basada en 4 pulsos bien marcados a través del ritmo de la música. Cada canción suele contar con, al menos, 4 ciclos de compases de 4 pulsos.
Existen un número considerable de pasos básicos en la kizomba , cada uno con un estilo bien marcado y un ritmo totalmente propio. La figura del líder es muy importante en este baile y es fundamental que la bailarina seguidora no le pierda el paso.
El paso más frecuente utilizado en esta danza es un “dos pasos” o “two step”, movimiento sencillo que va de lado a lado y comienza con el líder avanzando con el pie izquierdo. Hecho este avance, se trae el pie derecho junto al izquierdo y se realiza un toque. Luego se repite este movimiento pero comenzando con el pie contrario.
Similar al paso contrario, este movimiento agrega un paso sincopado conocido como “cha-cha”, incorporándose entre los pasos número 3, 4 y 6 de cada pauta. La bailarina deberá hacer exactamente lo mismo , aunque con el pie opuesto.
Finalmente, tenemos un paso que suena bastante sencillo pero es uno de los más básicos dentro de este estilo tan divertido . Muy similar al merengue, consiste en repeticiones sencillas con el pie izquierdo y el derecho. El hombre se encargará de arrancar con el pie izquierdo en el paso 1, e irá cambiando de pie a medida que siga avanzando por el ciclo musical. La bailarina que acompaña realizará exactamente los mismos movimientos.

Los pasos mencionados son la base de la kizomba , pudiendo armarse pautas incluso más complejas combinando todos los movimientos que hemos mencionado anteriormente. Gracias a la enorme variedad de pasos que existen y de la libertad que ofrece tanto el género musical como la danza en sí, este tipo de baile puede resultar muy divertido y dejar volar la creatividad de maneras inimaginables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This