Lesiones más habituales de los bailarines profesionales

lesiones bailarines

El baile, como toda actividad física combinada, puede llegar a tener ciertos riesgos en la práctica y es bastante frecuente encontrarnos con bailarines en rehabilitación por haber sufrido algún tipo de lesión. Conocer qué tipo de dolencias son las más frecuentes puede ser útil para prevenir dolores y enfermedades más graves.
Dentro de las lesiones habituales de los bailarines profesionales se debe distinguir entre las provocadas por el impacto al suelo y aquellas que surgen en virtud de un accidente. En el primero de los casos, existe una íntima relación entre la lesión existente y el suelo donde el bailarín desempeña su actividad. En el caso de las lesiones accidentales, estas se deben a diversos factores como el estrés, la mala suerte y la fatiga así como fallos de otros compañeros o propios en los ensayos y coreografías ( un mal giro, una caída al coger a la bailarina…).

Lesiones y problemas más frecuentes

Es frecuente en la práctica de la danza profesional que surjan lesiones, ya sea por cuestiones accidentales o por el desgaste de la actividad diaria. Por cuestiones lógicas, el mayor porcentaje de lesiones en los bailarines sucede en las piernas. Veamos cuáles son las dolencias más comunes en la práctica de esta disciplina:

Problemas de rodilla

Como consecuencia de la constante rotación que se ejerce sobre la rótula del bailarín, es común que aparezca dolor crónico, que surjan disloques, síndrome de la rótula femoral o hiperextensión. Por otro lado, cuando se repiten ciertos saltos de manera inadecuada se puede provocar una inflamación en el tendón que puede terminar en una tendinitis rotuliana, una ruptura de los meniscos o roturas en los ligamentos.

Parte media

Las pantorrillas y espinillas suelen sufrir lesiones como consecuencia de la falta de calentamiento en algunos casos, que puede llevar a que zonas como la tibia reciba todo el impacto de la práctica del baile y termine en una fractura o un gran dolor. Por otro lado, tanto la tendinitis es muy frecuente en virtud de las repeticiones de subir y bajar el tendón de Aquiles al bailar.

Pies

Esta es sin duda la parte del cuerpo más castigada, sobre todo en bailarines de danza clásica como el ballet. Es común que en la práctica de la danza los bailarines sufran caídas o apoyen mal sus pies, lo que puede provocar en un primer momento un esguince de tobillo. Por otro lado, también es común que como consecuencia de las innumerables repeticiones de los pies se compriman los tejidos y el hueso y se genere un síndrome de pinzamiento del tobillo.
Los juanetes también son frecuentes en los bailarines, tratándose de una protuberancia dolorosa que sale en los dedos del pie, más comúnmente en el dedo gordo, y que puede provocar enormes molestias en quien lo padece.
También cuando se practica la danza en superficies muy duras, puede aparecer lo que se conoce como “sesamoiditis”, inflamación de pequeños huesos en los tendones conectados a los dedos gordos de los pies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This